Archivo para febrero, 2011

El nostre company de redacció i crític d’urgències (24h) de la revista Eines Nacho Moreno publica la seva primera col·laboració al blog. També la podeu llegir al seu espai d ínternet Palomitas en los ojos.

He llegado a la conclusión de que los valencianos tenemos con los Grandes Eventos el mismo tipo de relación que tenemos con la paella, que no es una cuestión que en otro sitio no la conozcan o no tengan sus arroces locales, pero comparado con la gran P(aella), sinceramente, el resto es “arroz con cosas”. Pues una cosa parecida pasa con los Grandes Eventos, que si bien no los hemos inventado o no somos muy originales en su planteamiento, desarrollo, y desenlace (vía tribunal), desde luego, los hemos logrado quintaesenciar, destilarlos como si dijéramos, para que aquí, en Valencia, los Grandes Eventos alcancen su forma más pura. Por ello es nuestro deber intentar explicar a esos pueblos más salvajes en cuanto a fastos globalizados aquellos aspectos básicos de los Grandes Eventos, y nunca mejor si los que nos guían en este viaje  son aquellas (grandes) mentes que los han ideado maquiavélicamente, es decir, los responsables de turismo, que los explican desde esta página de la Xeneralitat Valenciana. En definitiva, ¿cómo averiguar que en su ciudad está ocurriendo, ahora, un Gran Evento?.

1.       CUANDO APARECE ANUNCIADA EN LOS CARTELES DE SU CIUDAD UNA COSA EN INGLÉS ASOCIADA A UNA FAMOSA MARCA. Los Grandes Eventos, como si fueran hijos meritísimos declarados por los alcaldes, tienen nombres y apellidos. El nombre siempre está en inglés y hace referencia a la loable voluntad de traspasar fronteras y hacer más entendible para los extranjeros una cosa que aquí, como que no se entiende. El apellido pertenece a un emporio de artículos de lujo para millonarios. Un ejemplo, la  Volvo Ocean Race, otro ejemplo, la Louis Vuitton Cup dentro de La America’s Cup , otro ejemplo en castellano llano para que todo lo entendamos, el Gran Premio de Telefónica de Europa de Fórmula Uno. A mí esos nombres me parecen preciosos, que visten mucho y que desde luego engalanan la ciudad con su cuño de exclusivismo. Además  que no engañan a nadie en su intención de dejar claro que no están pensados ni para usted ni para mí. Es más, me gustan tanto que creo que nuestras más férreas tradiciones están perdiendo parte de su proyección internacional debido a eso, a los nombres, que quedan paletos a más no poder, así en valenciano, y terminados en vocales acentuadas a lo bruto (la filá, la entrá, la despertá…). Propongo pues un cambio en el marco de referencia de nuestras tradiciones y dejo aquí diversos nombres asociados a distintos posibles patrocinadores para su uso por nuestras clarividentes autoridades. Por ejemplo, “las Fallas” serían la Outdoor street Lladró-like Burning Monuments Valencia XLVCX . El Misteri d´Elx: Carolina Herrera´s Virgin Descending Pinneaple Indoor Chorus. Qué te digo yo, la Tomatina: Tommy Hilfiger Chonis Throwing Tomatoes  2011. La batalla de les flors (xe, presiosa):  Loewe-Channel  Battle of Flowers of Daughters of Landowners  2010. O mis queridassss Gaiatas de Castellón: Ray-Ban Outdoor  Nightmare Lighting Race Castellón 2011 (lo de Ray-Ban ya saben a quién es homenaje). En fin, se hacen cargo…

 

Esto con otro nombre se vende como churros.

2.       ES UN EVENTO ONTOLÓGICO QUE SE EXPLICA A SI MISMO (Y SU MECANISMO): ¿Cómo explicarle a un izquierdista de esos, a un intelectual estalinista, intransigente con el buen sentir popular, y muy posiblemente homosexual, cómo explicarle, digo, un Gran Evento?.  Y me pregunto: ¿se puede, oh dioses, acaso explicar?. ¿Cómo se explica la sonrisa de una niña, los ojos de la amada, los colores de la tierra?… Además, que desconfiemos de los marxistas que piden explicaciones, que dudar de un Gran Evento es como dudar de la belleza del paisaje valenciano o de la lozanía de sus mujeres… De todas formas, en su interés por hacer llegar a esa ciudadanía desencantada  sus grandes esfuerzos, la Xeneralitat valenciana rompe con la ignorancia general y  explica en su página web la Global Champions Tour (Gran Premio de España-Trofeo Banc Sabadell). Que a ustedes les sonara a chino pero es el concurso de hípica que montan enfrente de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y que viene explicado de este modo en la página web de turismo:

 

Si al final es todo lo mismo.

La ciudad de Valencia vivió en 2010 su consolidación dentro del calendario hípico internacional, tras congregar a un total de 90 jinetes y amazonas, entre ellos los 30 mejores del mundo. Considerado como la Fórmula 1 de la Hípica la Global Champions Tour escogió la capital del Turia para …”.

Si al final es todo lo mismo.

Ven hombres de poca fe… a la pregunta “¿Qué es la Global Champions Tour?” razonablemente se responde:”pues el Gran Premio de Telefónica de Europa de Fórmula Uno para caballos” (y chim-pum). Seguir por ese razonamiento lógico es fascinante: ¿Qué es, entonces el Gran Premio de Telefónica de Europa de Fórmula Uno?… pues La America´s cup de los coches. Y… ¿qué es La America’s Cup? … pues la Valencia Open 500 de la vela… Esta respuesta lejos de ser una evasiva publicitaria de Turismo, contiene una verdad fundamental: un Gran Evento es un acontecimiento tan Grande, que se comprende a sí mismo, y sólo se explica en función de sí mismo, y muy probablemente si el pueblo llano lo mirara fijamente se quemaría las pupilas. Desde aquí, eso sí queremos desmentir el rumor que circula sobre la posibilidad de que al excelentísimo Alfonso Grau, concejal de turismo y grandes proyectos del ayuntamiento de Valencia se le vaya a representar con un alfa y una omega a los pies simbolizando el “yo soy el principio y el fin”.

 

Alfa y Omega señores, Alfa y Omega.

3.       MIGAJAS PARA EL PUEBLO. El pueblo llano, quizás por una alteración química producida por champaña de baja calidad o quizás porque sus gustos se reducen al griterío y a pasiones bajas y carnales, sinceramente, no está preparado para estos fastos (además que son muy paletos coño). Si no me creen, póngale a algún amigo de clase inferior suyo la foto de abajo, eso sí, avísenles que intenten abstraerse de la publicidad que siempre suele atrapar la atención de las clases bajas… déjenme contar: 1 Corte-Inglés, 2 Repsol, 3 NH Hoteles, 4 un coche aparcado detrás (¿o es de alguna personalidad que ha aparcado a pie de pista?)…

Si su amigo es un marxista probablemente afirmará que no entiende la necesidad de tanta publicidad si los Grandes Eventos aportan tantísimos millones… ante eso, dele una colleja, pero désela que la oiga yo… Y désela por obtuso y miope, y por no haber sabido apreciar la belleza, señores, la belleza del momento. Porque esa foto retrataba nada más y nada menos que un salto de Timothée Anciaume montando a Lamm de Fétan, hijo de Le Tot de Semilly, cuya cesión se ha convertido en la más cara de la historia del deporte ecuestre (la del caballo, no la del señor), y de la que se ha hecho cargo nada más y nada menos que Édouard Etienne Alphonse de Rothschild. Sí suena todo muy exclusivo, pero en cambio, ¿qué recomendaba la página web de Turismo que la buena gente valencia hiciera durante las  carreras hípicas o durante el torneo de tenís Valencia Open 500?:

Timothée Anciaume de comunión...

Timothée Anciaume de comunión...

Durante los días de competición, el recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias se convertirá en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad de Valencia. Allí, los aficionados no sólo podrán disfrutar de tenis de primer nivel, sino también del FUNPARK, una zona situada en los aledaños del Ágora que engloba la calle comercial, la zona de ocio y de restauración y donde se celebrarán todo tipo de actividades.

¿FUNPARK?… ¿zona aledaños formada la calle comercial, la zona de ocio y de restauración y donde se celebrarán todo tipo de actividades?…vamos, que te vayas al Corte Inglés o a Zara, y que te compres una chuche o un juguetito electrónico y que dejes de dar el coñazo a estos señores multimillonarios que tantisssssimo impacto económico están teniendo en la ciudad, hombre ya. Esa infantilización de la población en general alcanza su máxima nivel en el Gran Premio de Telefónica de Europa de Fórmula Uno. Donde el pueblo, los votantes, regresamos directamente a una etapa de analidad cívica, donde Rita nos hace carantoñas, juega con nosotros (¡¡¡que salte Riiita, que salte Riiita!!!), donde nos cuenta historias maravillosas mientras metemos nuestras manos en los pañales y hurgamos nuestro ano placenteramente, y donde nos castiga por comportarnos mal y hacer ruido mientras habla, o por el contrario como premio por estar calladitos… ¡¡¡¡¡nos lleva a los karts!!!!…. ¡¡¡bien por Riiiiita!!!… Escuchen lo que en Turismo dicen que el pueblo podemos hacer durante la Formula 1:

Además de las carreras, los asistentes pudieron disfrutar de otras actividades relacionadas con el Gran Premio Telefónica de Europa 2010 como el Malvarrosa Beach Park, un espacio de ocio y entretenimiento al lado del circuito, o las Jornadas de Puertas Abiertas, que permitieron a  todos los ciudadanos y visitantes acceder al Valencia Street Circuit después de que finalizase la actividad en pista. Y, durante todo el año, quien lo desee puede vivir las sensaciones de un piloto en el Karting del Valencia Street Circuit, situado frente a la Plaza de la Aduana (parada de metro de Neptú). El karting dispone de dos pistas, una para niños y otra para adultos, así como varios karts biplaza y un kart accesible. También es posible reservar el karting para celebraciones, jornadas de empresa, despedidas de soltero, etc. Para más información, tarifas y horarios, haz clic aquí.

La belleza de este pasaje reside en cómo la gente no aplica la magia para apreciar su ciudad, y como la gente sin recursos carece de verdadero temperamento poético, y esto lo voy a explicar con un sencillo ejemplo. Si yo te dijera “tengo invitaciones para una jornada de Puertas Abiertas en el Valencia Street Circuit que culminan en un aperitivo en el Malvarrosa Beach Park”. Tu me contestarías “¡¡¡Planazoooo!!!… tío muchas gracias por acordarte de mí”. Pero si yo te dijera “vamos a pillar el autobús 22 y nos tomamos unas cañas en la playa”, dirías “bueno…vale”. Recordemos que el Valencia Street Circuit es un circuito urbano, vamos que las calles son las mismas siempre, y que la posibilidad de “acceder al Valencia Street Circuit después de que finalizase la actividad en pista” es algo disponible 360 días al año por 1´30 euros cogiendo un autobús interurbano. Lo del Malvarrosa Beach Park a mi me suena que eso etimológicamente se refiere a la playa de la Malvarrosa aunque no soy un experto lingüista. Lo de los Karts qué quiere que les diga, sinceramente es para cagarse… ¿destinados a “despedidas de soltero”?… mujeres con diademas de pollas conduciendo pequeños bólidos y hombres con muñecas hinchables imitando a sus ídolos. ¿En serio esa es nuestra ciudad?.

 

4.       ALTA DENSIDAD DE MULTIMILLONARIOS. Existe una duda que resuelve todas las demás, ¿cómo pueden eventos que producen tantísimo déficit, que necesitan de tantos sponsors para salir adelante, tener beneficios?… y con beneficios me refiero a beneficios estrictamente monetarios, y no espirituales, porque las visitas de los grandes dirigentes espirituales de Occidente no se pueden, ni se deben, medir por esa regla (todos recordamos la paz cívica que trajo consigo el actual representante del catolicismo en su visita a Valencia). Ah, amigos, la duda se resuelve por la alta densidad de multimillonarios que se producen en nuestras ciudades y nuestras aguas por esas fechas, ya que según la revista Forbes y los analistas de Citigroup en un bonito documento titulado “The Plutonomy Symposium: Rising Tides, Lifting Yachts”, es decir, el “Simposio Plutonomía: mareas altas elevan yates” los súper-ricos son los verdaderos motores de la economía mundial mientras el peso de los consumidores anónimos se está reduciendo considerablemente. Así según esta concepción de la economía, conocida como plutonomía el actual gobierno valenciano lo está haciendo de maravilla convirtiendo nuestras ciudades en patios de recreo para multimillonarios. Elemento éste que está representado fielmente en La America’s Cup, que vale es una competición de barcos, pero de barcos de multimillonarios (multi-billonarios incluso). No en vano el personaje que trajo esta competición a Valencia  Ernesto Bertarelli, es con apenas 40 años dueño de una de las grandes fortunas helvéticas, presidente de un gran imperio farmacéutico y de biotecnología, casado con Miss Suiza, y que afirma “quien conoce mi barco, conoce mi forma de hacer negocios”. Ahora bien, ¿cómo explicas a los naturales hartos de algas, medusas y suciedad en las playas que sus costas van a ser escenario de un duelo a vela abierta entre grandes multimillonarios?… pues el folleto que explicaba la copa América y que se pueden descargar aquí decía:

Multimillonario con trofeo sujetando una copa.

Así se hacen los negocios, apretando bien la cuerda para que se hinchen las velas.

La America´s cup es un trofeo asombroso por su sencillez. Es un duelo entre dos barcos. Ganas o pierdes… no hay término medio. Y dentro de ese marco encontramos una competición hermosa, histórica y tecnológica. Una lucha de personalidades, el drama.

Esta sencilla explicación se veía desmentido en el mismo folleto y dos párrafos más abajo cuando se decía que los contrincantes “armados con los puntos de bonificación de los Luis Vitton Acts los 11 challengers pugnan en dos Round Robin de Match Race”. Esto quizás era un poco más confuso, pero una cosa quedaba clara, dos personalidades se enfrentaban y éstas pertenecían a multibillonarios que resolvían sus problemas en las aguas saladas mientras el pueblo valenciano con la boca abierta y seca se maravillaba. Lean como continuaba en folleto:

Como propietario del Alinghi el navegante y hombre de negocios suizo Ernesto Bertarelli sigue los pasos de una exclusiva lista de titanes de la sociedad que han creado la leyenda de la America´s cup. Sir Thomas Lipton, los Vanderbilt y los Rockefeller o Ted Turner están entre los nombre del pasado.

Bertarelli en su típica pose de plutonomarca casual.

Es decir, personas ricas surcando el mediterráneo y arreglando sus desavenencias y negocios en las cubiertas de los barcos o a la sombras de las dársenas. Y esto, queridos lectores, ¿no les suena a algo?… Evidentemente a través de los grandes eventos los gobiernos valencianos están transformando las ciudades, pero especialmente Valencia, Valencia entera en un Gran Casal Fallero, y he aquí la clave para comprender porque somos tan buenos en estos grandes eventos. Porque los valencianos estamos acostumbrados a que una fiesta exclusiva y que tiene su centro neurálgico en los grandes casales (que todos sabemos que son los centros ideales para hacer negocios, crear urbanizaciones, colocar a un hijo o hija en un puesto de trabajo) ocupe y colonice los espacios colectivos, viendo en ello una proyección de nuestra cultura y nuestra sociedad. Así del mismo modo que una fiesta popular ha acabado convertida en un centro neurálgico de negocios, el mar, el puerto, el campo siguen la misma lógica y el mismo proceso. Las tradiciones colonizadas por el negocio, el mar colonizado por las regatas, el campo colonizado por el golf… no  encuentro mejor manera de terminar que con las palabras con las que Fabra presentó el  Castelló Masters y que pueden leer aquí porque pese a sonar delirantes, son el discurso oficial, y tan sólo ponerlas en duda, le convierten a uno en un homosexual comunista peligroso que en su vileza desprecia el buen sentir popular que tan sólo pide eso, que los golfistas caminen sus huertas, los ricos naveguen en sus aguas, y los héroes de la velocidad rugan en sus calles, porque todos tenemos derecho a ver nuestras tierras recalificadas y nuestros balcones convertidos en palcos de ópera… todos tenemos derechos a enriquecernos y si los políticos sacan tajadas vendiendo a su país, porque nosotros no…

Esta festa es pa moatros.

En Castellón tenemos buena climatología, magníficas playas, campos de golf, tendremos aeropuerto, y esperamos tener 45.000 jugadores de golf al día. Cuando aquí estamos a 20 grados, en Europa están a 15 bajo cero. Es necesario un esfuerzo de todos para que sea una realidad, de la Administración del Estado, de la Comunidad Valenciana y de los medios locales.


Presentació de la revista Eines (número 11).

Dimarts, 8 de febrer, 19.30 h. Octubre Centre de Cultura Contemporània

Presentació de la revista EINES (número 11)

Taula redona: Ofegats pel “Levante Feliz”: on és l’eixida?.

Sents que et falta la respiració? Els grans esdeveniments, les entranyables festes populars, les sentides manifestacions de “valensiania” t’ofeguen? No entens aquesta societat incapaç d’enfrontar-se al caciquisme i la corrupció? En la revista EINES hem dedicat un número sencer a intentar entendre el perquè. Vine a debatre amb nosaltres sobre la qüestió a vore si entre tots li trobem trellat.

Amb la participació de: Nacho Moreno (crític cultural i membre d’Eines), Josep Izquierdo (professor i escriptor) i Áurea Ortiz Villeta (professora d’Història de l’Art i membre d’Eines).

Martes, 8 de febrero, 19.30 h. Octubre Centre de Cultura Contemporània
Presentación de la revista EINES (número 11)
Mesa redonda: Ahogados por el “Levante feliz”: ¿dónde está la salida?
¿Sientes que te falta la respiración? ¿Los grandes eventos, las entrañables fiestas populares, las sentidas manifestaciones de “valensianía” te ahogan? ¿No entiendes esta sociedad incapaz de enfrentarse al caciquismo y la corrupción? En la revista EINES hemos dedicado un número entero a intentar entender porqué. Ven a debatir con nosotros sobre la cuestión a ver si entre todos le encontramos sentido.

Con la participación de: Nacho Moreno (crítico cultural y miembro de Eines), Josep Izquierdo (profesor y escritor) y Áurea Ortiz Villeta (profesora de Historia del Arte y miembro de Eines).